¿Cuál es la diferencia entre componentes, módulos y aplicaciones de SAP?

Microsoft Build 2017
febrero 17, 2017
6 factores críticos para asegurar el éxito de un proyecto de Business Intelligence
junio 5, 2020
Show all

¿Cuál es la diferencia entre componentes, módulos y aplicaciones de SAP?

El paisaje de SAP puede ser confuso debido a las numerosas adquisiciones y al cambio constante de marca de los productos. Para aclarar un poco el tema, aquí están las principales diferencias entre tres áreas fundamentales.

SAP ha sido durante mucho tiempo un impulso implacable para capturar la cuota de mercado de ERP en una serie de industrias y negocios verticales a través de sus productos desarrollados internamente y adquiridos.

Sin embargo, el gran número de ofertas de SAP en las instalaciones y en la nube a menudo confunde a los clientes potenciales que quieren tomar decisiones de compra. A esta confusión se suma el frecuente nombramiento y renombramiento de sus productos y las muchas formas en que los vendedores, consultores, clientes, expertos y analistas se refieren a estos.

Considere dos ejemplos recientes. SAP renombró tres aplicaciones basadas en la nube – Ariba, Concur y Fieldglass – como Business Networks y recientemente llamó a su servicio de Internet de las cosas (IoT), Leonardo.

Esta confusión no solo se refiere a productos específicos. De hecho, tres de los términos core esenciales en el paisaje SAP a menudo son mal entendidos y/o utilizados: componentes, módulos y aplicaciones. Aquí hay algunas explicaciones que servirán para aclararlos.

Aplicación

La aplicación empresarial principal de SAP es el sistema SAP ERP. A menudo se conoce como ECC que significa ERP Central Component.

Otras aplicaciones empresariales locales como Supplier Relationship Management o Advanced Planning and Optimization (APO), o aplicaciones empresariales basadas en la nube como SAP Ariba se basan en los datos del sistema SAP ERP (o ECC) para funcionar.

Por ejemplo, SAP Ariba, una solución de aprovisionamiento en la nube, se basa en los datos del proveedor o del producto almacenados en ECC para llevar a cabo las actividades de adquisición de forma eficaz. Del mismo modo, APO, un motor avanzado de planificación de capacidad y materiales, transfiere datos de planificación de un lado a otro con ECC. Esta información se pasa de ECC a APO, donde este último optimiza las situaciones de producción, entrega y capacidad y envía los datos actualizados de regreso a ECC.

Utilizando el lenguaje de programación SAP conocido como ABAP, también es posible crear aplicaciones y programas desarrollados a la medida para satisfacer necesidades específicas que no es posible cumplir con soluciones estándar de SAP.

Componente

Dentro de cada aplicación de negocio, hay componentes de SAP. Por ejemplo, ECC contiene componentes tales como Gestión de materiales (Materials Management MM), Sistema de proyectos (Project System) o Gestión de capital humano (Human Capital Management). Del mismo modo, en APO, algunos de los componentes son la Planificación de la producción y la programación detallada (Production Planning and Detailed Scheduling), la Planificación de la red de suministro (Supply Network Planning) y la Planificación de la demanda (Demand Planning).

Estos componentes capturan escenarios variados y complejos de procesos empresariales y pueden integrarse con otros componentes.

Por ejemplo, el componente MM se utiliza para un proceso de adquisición de extremo a extremo. Cuando se trata de pagar a un proveedor por los productos o servicios entregados, para los que el proveedor ha presentado una factura, el subcomponente Cuentas por pagar (Accounts Payable) del componente SAP Financial accounting (FI) se encarga del pago. De esta manera, y gracias a la integración, los datos y la información de MM fluyen a FI y proporcionan visibilidad de extremo a extremo de los procesos de negocio, garantizando mayor control de la empresa y auditoría.

Las aplicaciones de negocio de SAP no solo tienen componentes, sino también subcomponentes. En FI, por ejemplo, los subcomponentes incluyen Cuentas por pagar (Accounts Payable), Cuentas por cobrar (Accounts Receivable) y Libro mayor (General Ledger). Del mismo modo, en Controlling, que es un componente principal de ECC, los subcomponentes incluyen Contabilidad de centros de coste (Cost Center Accounting), Contabilidad de centros de beneficio (Profit Center Accounting), Órdenes internas (Internal Orders) y Costos de producto (Product Costing).

Módulo

Cuando se hace referencia a un componente en SAP ECC, como Gestión de materiales o Gestión de capital humano, todavía es bastante común escuchar y leer el término módulo. Este término pertenece a versiones anteriores de los sistemas ERP de SAP (conocidos como R/3, R/2 o R/1, donde R significa tiempo real).

R/3 fue sucedido por el sistema SAP ERP, pero todavía hay muchas empresas que utilizan R/3 que no han actualizado sus sistemas. Así, para ellos, el término R/3 se mantiene. Al referirse a este, la palabra correcta es módulo, como el módulo de Contabilidad financiera (Financial Accounting module) o el módulo de Mantenimiento de planta (Plant Maintenance module).

Con el advenimiento del sistema ECC, los módulos fueron renombrados como componentes. Por lo tanto, en ECC, el término correcto es componente. Sin embargo, debido a la continua prevalencia de R/3, el término módulo todavía está en uso generalizado, incluso cuando no es el correcto.

A menudo, los componentes de ECC se denominan de forma intercambiable como módulos, con módulos pertenecientes a R/3 y componentes de ECC. Además, mientras el módulo se convirtió en componente, el submódulo se convirtió en subcomponente.

Este es un punto crítico para tener en cuenta, sin embargo, los componentes y módulos SAP ofrecen la misma funcionalidad. Su importancia radica en lo que pueden hacer por su negocio.

1 Comment

  1. Great content! Super high-quality! Keep it up! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Contacto!
//]]>